divendres, 11 de desembre de 2015

Siempre me resistí a... en el Teatro Marquina de Madrid



publicat per

"Siempre me resistí a que terminara el verano... Como si quisiera estirar los calores, bueno, aunque las tardes sean cada vez más cortas, esos días en que todavía hace calor como en septiembre, aunque sabes que es octubre que el verano terminó. Yo en vez de disfrutarlos me quedaba mirando así de reojo ese otoño que ya teníamos encima..."

Éste es el metafórico monólogo central de la función que nos ocupa, pero también resulta más que adecuado para comentarla, puesto que uno no puede evitar mirar de reojo esa maravilla que puede llegar a ser este Siempre me resistí a que terminara el verano del argentino Lautaro Perotti (cofundador de la muy reputada Timbre 4). El segundo proyecto de Factoría Madre Constriktor después del éxito de ese tremendo El intérprete de Asier Etxeandía. Una historia que se articula alrededor del reencuentro de un grupo de amigos en torno a la cuarentena interpretada por Andrés Gertrudix, Unax Ugalde, Pablo Rivero, Estefanía de los Santos y Santi Marín.

Había mucha expectación dado que con estos mimbres uno no podía sino esperar un espectáculo de primera, sensible, redondo y emocionante. Y ese espectáculo está ahí, como el otoño del texto, al caer. Sólo falta que transcurran unos días (tal vez sólo esos días de calores extraños que hemos estamos viviendo en noviembre, a los que el título de esta obra viene que ni pintado) para que caigan las hojas y dejen al descubierto la emoción. Si bien la historia no es novedosa (un escritor frustrado vuelve a su pueblo después de 20 años y acompañado por un amigo para el entierro de su madre, reencontrándose con el pasado y amistades de juventud en un puticlub en decadencia, El Caimán, lugar apartado de la civilización y casi del tiempo) sí que tiene las características necesarias para llegar a tocar la fibra sensible del espectador. La función se sigue con interés, posee ritmo y tiene momentos muy buenos. Pero también hay que reconocer que algunas de las situaciones y personajes de Perotti no están desarrollados por completo para aprovechar su potencial. Con lo cual los intérpretes deben entregarse al máximo en un difícil ejercicio y transmitir todo aquello que no se explicita.

La función acaba de estrenarse y en ello están. Sólo les falta un poco de rodaje para tocar ese nostálgico otoño. Personalmente y por ahora me quedo con esa bestia escénica que es Estefanía de los Santos, una actriz que logra dotar de verdad a todo lo que dice y aquí interpreta al personaje más entrañable, el de la prostituta Isabel. Esa figura que actúa como catalizador de los demás y con la que el tiempo ha sido más cruel. No se puede dejar de destacar también el estreno de Unax Ugalde sobre las tablas, fantástico, desarrollando un personaje complicado con naturalidad, energía y sin maniqueísmos. Y el contrapunto cómico de Santi Marín, que funciona a la perfección y resulta divertidísmo, haciéndose con el público en todas las escenas en que abre la boca.

Siempre me resistí a que terminara el verano posee un aura melancólica, casi onírica, potenciada por ese hermoso y húmedo decorado de cañas, césped y hierbas que se comen los muebles de un lugar en trámites de desaparición. Así como por un diseño de iluminación y de sonido que apoyan esta atmósfera de ecos pasados, de recuerdos a través de la lluvia. Siempre me resistí a que terminara el verano es un espectáculo con vocación de testimonio. De una generación peterpanesca en crisis, que se resiste a crecer. Se nota hecho con cariño, delicadeza y sólo le queda un poquito para convertirse en esa estación dorada, melancólica y hermosa a la que dejar de mirar de reojo, pudiendo abrazar así el sonido de sus hojas caer, a esos personajes tiernos y tan necesitados de cariño dibujados por Perotti.

+ info
Nombre del montaje: Siempre me resistí a que terminara el verano
Disciplina: teatro clásico
Director: Lautaro Perotti
Autor: Lautaro Perotti
Reparto: Pablo Rivero, Andrés Gertrúdix, Estefanía de los Santos, Unax Ugalde, Santi Marín
Espacio sonoro y Música original: Asier Etxeandia, Tao Gutiérrez y Enrico Barbaro
Diseño iluminación: Carmen Martínez
Espacio escénico: Mónica Boromello
Vestuario: Ana López Cobos
Taller de movimiento: Lucio Baglivo
Coordinación de producción técnica: Chiqui Ruiz y Eduardo Vizuete
Producción ejecutiva: Ana Sánchez de la Morena y José Luis Huertas
Distribución: Lope García. Seda
Fotografía: DANiMANTiS
Dónde: Teatro Marquina. Madrid
Dirección: Prim, 11. Madrid
Hasta: 13.12
Horario: Martes, Miércoles, Jueves y Viernes: 20:30 horas.
Sábados: 18:30 y 20:30 horas.
Domingo: 18:00 horas
Precio: De 20 a 25 €.

Venta de entradas: www.teatrosgrupomarquina.es

ara son les ...

Total de visualitzacions de pàgina: