dimecres, 20 de gener de 2016

El último pensamiento de Stefan Zwei



publicat per
15 de gener de 2016
Eva Díaz Pérez
Sevilla@EvaDiazPerez

foto : Roberto Quintana y Celia Vioque como Stefan Zweig y Lotte Altmann en una escena del espectáculo. EXCÉNTRICA PRODUCCIONES

Excéntrica Producciones presenta en la sala La Fundición al actor Roberto Quintana dando vida al lúcido pensador austríacoLa obra basada en un texto de Antonio Tabares plantea la aparición de un extraño personaje en la casa de los Zweig

Un hombre y una mujer que parecen dormidos, aunque si el observador atiende con más detalle percibe algo siniestro e inquietante. Están muertos. Y aún brilla la lucidez en su postura, en el gesto del rostro, en el peso de la vida sobre la piel mortecina. Es la última fotografía del escritor austriaco Stefan Zweig y de su segunda esposa y secretaria Lotte Altmann en la cama después de haber ingerido un veneno. Entra una luz blanquísima por la ventana. Es la tarde del 22 de febrero de 1942 y el hombre que había escrito sobre las nostalgias de la Europa moribunda de la guerra ha decidido salir de escena desde su última residencia en la ciudad brasileña de Petrópolis.La compañía sevillana Excéntrica Producciones pone en escena dentro del feSt (Festival de Artes Escénicas de Sevilla) esas últimas horas de Zweig en una producción que se puede ver hasta el domingo en La Fundición. Una hora en la vida de Stefan Zweig está basada en la obra de Antonio Tabares y dirigida por Sergi Belbel. El reparto es de lujo, ya que el veterano Roberto Quintana interpreta al escritor acompañado por Celia Vioque dando vida a su esposa y Gregor Acuña como un misterioso personaje que aparece en la última hora de sus vidas.La obra recrea esos momentos planteando la aparición de este personaje en la casa en la que ya se ha preparado meticulosamente el suicidio. Es un exiliado judío, recién llegado de Europa, que se presenta en la casa, pero que guarda un secreto. ¿Es realmente judío o un agente al servicio de los nazis? Además demostrará un extraño interés por una lámina de William Blake que durante años perteneció a Stefan Zweig, gran coleccionista de manuscritos, dibujos y partituras de artistas como reveló en su más famosa obra, El mundo de ayer. Memorias de un europeo.«Los amantes de la literatura de Zweig encontrarán en la obra de Tabares todos los temas que obsesionaban al autor, desde la desesperación por la deriva del nazismo y su extensión por Europa, hasta una reflexión profunda sobre la decadencia de Occidente y, por extensión, sobre la absurdidad de la existencia», explica Sergi Belbel.Zweig decidió marcharse de su querida Europa tras presenciar el horror nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Se marchó al exilio en Brasil, lejos del continente que se devoraba a sí mismo. Atento a las terribles noticias que llegaban desde Europa sobre el avance de Hitler decide quitarse la vida. No pudo conocer el desenlace del conflicto, pero el dolor de su lucidez pudo con él.Roberto Quintana advierte lo revelador que ha sido representar la obra cuando el presente sigue asomándose a semejantes abismos:«El transcurso de la puesta en escena de Una hora en la vida de Stefan Zweig ha sufrido, además de los embates acostumbrados en todo proceso creativo, el tremendo impacto de los acontecimientos de París, a mediados de noviembre, helado de repente por un nuevo regreso de la bestialidad irracional de la barbarie».***'Una hora en la vida de Stefan Zweig''. Excéntrica Producciones. La Fundición. Calle Habana 18. Viernes y sábado 21 horas y domingo a las 20 horas.

ara son les ...

Total de visualitzacions de pàgina: