30 de març 1996

Un dirigente deportivo de Mataró va a la Modelo por abuso sexual a un menor

30 de març de 1996

Se trata del vicepresidente de un conocido club de baloncesto

La detención se produjo el martes tras presentarse una denuncia
IRENE CAPARROS
CORRESPONSAL
MATARO.- El vicepresidente del club de baloncesto Unió Esportiva Mataró, Pere Bravo, ha sido acusado por un menor de abusar sexualmente de él e ingresó en la noche del jueves en la cárcel Modelo de Barcelona.
Pere Bravo fue detenido el martes por la policía nacional de Mataró, tras presentarse en la comisaría una denuncia por presuntos abusos sexuales de Bravo a un menor.
Pere Bravo es un ciudadano muy popular en Mataró. No sólo por su vinculación al deporte local desde el conocido centro de «La Gàbia», en la Riera de Mataró, sino porque, además, posee una tienda en pleno centro de la ciudad. Los hermanos de Bravo, que no está casado, decidieron mantener la tienda abierta pese a la detención de su familiar. Los dependientes repetían ayer que ellos desconocían qué estaba pasando.
El último reconocimiento público a la labor deportiva de Pere Bravo fue durante la Nit de l Esport del año pasado. Bravo fue galardonado por el Ayuntamiento de Mataró «por su trayectoria deportiva» primero en la Associació Esportiva del Centre Catòlic y después en su heredera, la Unió Esportiva Mataró. Fue en la sede del club, en el Cercle Catòlic, conocido como «La Gàbia», donde Bravo fue detenido el martes al mediodía.
El jueves por la noche, los directivos de la Unió Esportiva convocaron a los jugadores de la entidad para explicarles «cómo estaba el asunto antes de que lo supieran por la prensa», según han informado miembros de club. El presidente de la Unió, Ramon Spa, ha manifestado respecto al caso que la única reacción de los miembros de la entidad hasta ahora ha sido de «sorpresa, mucha sorpresa». Ha asegurado que no conoce de nada al menor que ha formulado las acusaciones contra Bravo por presuntos abusos de tipo sexual.
Spa define a Bravo como «un hombre con un gran espíritu deportivo, que lleva 40 años dedicado al baloncesto deporte en el que se ocupaba las 24 horas del día». Amigos personales de Bravo se mostraban ayer inquietos por la falta de información sobre la situación del detenido, y aseguraban que «es un hombre muy querido, de quien nadie puede decir nada malo, y mientras no se demuestre lo contario, Pere es inocente».
Miembros de la Unió Esportiva cerraron filas ayer en torno a su vicepresidente recordando que «no podemos pasar por delante de la justicia y juzgar nosotros por nuestra cuenta».
Asimismo, se apresuraron a marcar distancias con el menor que ha presentado la denuncia. «No sabemos quién es ni tiene nada que ver con el club», puntualizaron al respecto.

07 de març 1996

Sutil abyección

7 de març de 1996
MARIA JOSE RAGUE ARIAS
Autor: Ignasi García Barba; Dirección: Miquel Gorriz; Escenografía e iluminación: Mercé Boys; Intérprete: Pere Anglas y la colaboración de Patricia Martos.
Tantarantana Teatre.
Jueves 7 de marzo de 1996.
UN perfecto encadenamiento de acontecimientos en Preludi en dos temps, que bajo la apariencia de un romántico amor lleva a una progresión de elementos tortuosos, al descubrimiento de una psicosis enfermiza, de una posesividad malsana. Se observa un ser que es aparentemente correcto y adecuado pero que va mostrando su neurosis obsesiva, su vileza y abyección. Pero la obra explica los sentimientos íntimos, las pulsiones elementales, las frustraciones y la necesidad de autoengaño, lo que conduce a la psicosis a ese protagonista, profesor de instituto enamorado de una alumna, necesitado de una malsana y criminal posesión.
No es un monólogo provisto de gran fuerza dramática pero sí un texto que mantiene la tensión y penetra con suavidad en el ánimo del espectador. La complejidad late bajo una aparente sencillez. La sencilla anécdota, similar como tal a la del conocido film de 1965, El coleccionista, contiene un rico subtexto de angustias que van más allá de la situación dramática, que habla de marginación, de sociedad, de hipocresía, de vacío de las palabras, del instinto de protección que destruye, de la posesión como sustituto del amor, de la animalidad latente en el ser humano, del amor y de la muerte y de la contradicción que nos envuelve.
Es un breve discurrir de 50 minutos que están perfectamente dirigidos. Una de las mayores virtudes de la obra es la obtención del equilibrio en el tono y en el movimiento. También destaca la buena puntuación del ritmo escénico, los momentos de intensidad, el silencio, la música, y ese preludio de Tristán e Isolda que subraya premonitoriamente la asociación de amor y muerte.
Pere Anglas muestra al comienzo del espectáculo un cierto amaneramiento vocal que corrige de inmediato para dar a su personaje una interpretación profunda.
Es un reencuentro con Miguel Gorriz, el de Mini, mal show y A i B. Reciente aún en el recuerdo está Mariana de Ignasi García Barba -en el 94, en la sala Beckett-. Pere Anglas era uno de los actores de En compayia d abisme de Belbel.
La tríada de profesionales que lo construyen, Mercé Roys -escenografía e iluminación- no es ajena a la armonía. No es un gran espectáculo pero es una pieza sólida en la trayectoria de estos cuatro pilares del teatro.

I aquesta setmana... 👋 Noves places lliures per la visita guiada a La Casa de la Seda!

  31 de gener | 2023   Consulta tota la programació I AQUESTA SETMANA...   EL BUTLLETÍ DEL CENTRE I TEATRE DE SARRIÀ   DESTAQUEM   TEATRE   ...