dimarts, 1 d’agost de 2017

Una certera estocada de Cyrano cierra el festival de teatro clásico de Peñíscola



Ha cumplido este año nada menos que la respetable cifra de veinte ediciones el Festival de Teatro Clásico de Peñíscola, que mañana se despide hasta el próximo verano con una certera estocada del «Cyrano de Bergerac» interpretado por el televisivo José Luis Gil, que le echa al asunto un par de narices (la suya, de por sí generosa, y la postiza). Alberto Castrillo-Ferrer dirige el texto de Edmond Rostand para la compañía La nariz de Cyrano con oficio de gran esgrimista y hace doblete en el certamen con «La comedia de los enredos», de William Shakespeare, en animada versión de Carlota Pérez-Reverte, que fue representada la noche del jueves y desembocará en fechas inminentes en el madrileño Teatro Bellas Artes. Se da la circunstancia de que Castrillo-Ferrer mantiene una curiosa relación con el ingenioso poeta y espadachín francés, pues durante años ha interpretado sobre los escenarios «Ildebrando Biribó», estupenda pieza de Emmanuel Vacca sobre el apuntador del estreno parisino de «Cyrano de Bergerac», que apareció muerto en su concha al final de la representación.

Pero volviendo al Festival de Peñíscola, no queda más remedio que recurrir al tópico para proclamar que se desarrolla en un marco de verdad incomparable: el patio de armas del castillo del Papa Luna, edificación templaria que corona el recinto amurallado dentro del cual se desparrama el bonito y empinado dédalo de calles que forman el casco antiguo de la ciudad. Dirigido por Carles Benlliure, el certamen peñiscolano arrancó el pasado día 6 con otro shakespeare, «Otelo», con puesta en escena de Julio Fraga, al frente de la compañía Clásicos Contemporáneos y un reparto encabezado por Antonio Dechent y Yohana Cobo.

Sucesivamente la programación ha incluido: «Don Quijote en la patera», galardonada pieza de Alfonso Zurro dirigida por Antonio Campos para Teatro Clásico de Sevilla; el original montaje de la lopesca «Fuente Ovejuna» a cargo de TNT - El Vacie, con un reparto formado por mujeres gitanas dirigidas por Pepa Gamboa; otro lope, «El perro del Hortelano» presentado por la compañía El perro andalook, con dirección de Gustavo Funes; «Jácara de pícaros», sabrosa ensaladilla de textos de varios autores aliñada por Borja Rodríguez, a cargo de Hiperbólicas Producciones, y «La fame di Arlecchino», espectáculo familiar escrito y dirigido Giuseppe Cardascio para la compañía italiana La Bottega Teatrale. Han completado esta oferta teatral tres espectáculos callejeros: «Susurradores del verso», «Juglares y juglarías» y «Cómicos de calle».

Publicat per

JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN

ara son les ...

Total de visualitzacions de pàgina: